10 jun. 2014

HMZ-T3: la pantalla subjetiva según SONY.

HMZ-T3W
Fue en 1979 cuando Sony revolucionó el mercado con una de sus creaciones más importantes: el Walkman. Parte de las claves que le permitieron convertirse en todo un clásico de los consumibles electrónicos fue las posibilidades que brindaba su fácil portabilidad y su uso personal. Por medio de los casos que incorporaba el aparato, el usuario podía escuchar la música sin molestar a quien pudiera estar cerca.


Tuvieron que pasar 32 años para que Sony lanzara el primer visor personal al mercado, el HMZ-T1. Casi relegado a una pieza de muestra en ferias de alta tecnología, esta nuevo dispositivo de visualización de alta definición contaba con dos pantallas OLED gemelas que permitían disfrutar del cine y los vídeojuegos de una manera inédita hasta el momento: la sensación de estar a 20 metros de una pantalla de 750" con un sonido envolvente de calidad. En pleno "nacimiento" del 3D de consumo masivo, El T1 era el sueño de todos los entusiastas de la "inmersión" digital: podías visualizar imágenes 3D sin hacer ningún esfuerzo, cada pantalla enviaba a cada ojo el fotograma que le correspondía, como en la realidad.


Como primera creación en el campo de los visores personales no estaba exento de problemas, su ergonomía no era su punto fuerte. Necesitaba estar conectado a una fuente de procesamiento mediante cable y, aunque su peso era todo un logro (420gr),  no era lo suficientemente ligero como para convertirse en el paladín de esta nueva tecnología.

Cada lanzamiento de HMZ-T1 que se ponía en venta en el mercado se agotaba rápidamente. Existía demanda en todos los países donde se vendía (y esto a pesar de tener un precio de 800€). En 2012 se lanzó la segunda iteración al mercado. El HMZ-T2 contaba con una ergonomía mejorada, menor peso (330gr) y la posibilidad de utilizar cascos no integrados con el aparato (pudiendo escuchar el sonido directamente en el home cinema). Si bien eran mejoras importantes, el T2 era incluso más caro (1.000€)... de nuevo todas las unidades que se ponían en el mercado se vendían.

En 2014 contamos con un HMZ-T3 plenamente asentado en el mercado pero aún de uso minoritario, reservado exclusivamente a aquellas personas que aman la tecnología y pueden permitírselo.

Hagamos un análisis de la sorprendente pantalla subjetiva de Sony.


¿Qué es el HMZ-T3?

Se trata de un dispositivo de visualización personal dotado de dos pantallas OLED gemelas y sonido envolvente de alta calidad con capacidades de uso inalámbricas y portátil.

El HMZ-T3 es la pantalla subjetiva que quizá Sony quiso crear desde el principio pero era imposible por las carencias tecnológicas del momento. Superados los estándares visuales desde el primer HMZ-T1 y la ergonomía en el T2, era el momento de conseguir que fuera 100% inalámbrico y portátil.

Pero, ¿ha conseguido el HMZ-T3 sus objetivos?.


hmz-t3 de la página de Sony
Imagen de un HMZ-T3 extraída de http://www.sony.es/electronics/head-mounted-display/hmz-t3w

¿Qué experiencia ofrece el HMZ-T3?

Se trata de una visualización de películas y vídeojuegos con un nivel de inmersión y excelencia fuera de lo común en el mercado de consumo: 2 micro-dispositivos OLED con toda la calidad de imagen de las mejores BRAVIA simulan una pantalla de cine de 22 metros frente a los ojos del usuario. Esto se acompaña del mejor sonido surround DTS MASTER AUDIO o DOLBY HD en 7.1 canales para transmitir toda la emoción y la potencia de las imágenes que se visualizan.

visualización hmz-t3 de la página de Sony
Imagen de la disposición de las pantalla OLED extraída de http://www.sony.es/electronics/head-mounted-display/hmz-t3w

Las pantallas OLED tienen una latencia espectacular (0,1ms), lo que en la práctica se traduce en una nitidez sin precedentes ya que el movimiento de las imágenes es perfecto (sin rastros o imperfecciones). El nivel de contraste del OLED supera con creces al LED más avanzado que exista actualmente. Esto es porque el OLED no requiere retroiluminación y representa los "negros perfectos" que tantos amantes del vídeo de calidad anhelan.

Ejemplo HMZ-T3 de la página de Sony.
Imagen ilustrativa del uso de un HMZ-T3 extríada de http://www.sony.es/electronics/head-mounted-display/hmz-t3w

La imagen 3D se dibuja ante el espectador por medio de cada pantalla que proyecta directamente en cada ojo. No hay mezcla de imágenes que se monten desde un fotograma a otro, el cerebro no tiene qu ehacer ningún esfuerzo para procesar las imágenes 3D porque le llegan desde cada ojo tal como sucede en la realidad. Es el 3D más natural que puede utilizarse, incluso si aún eres de los escépticos en la materia, seguro que el T3 te sorprendería.

El resultado de esta conjunción perfecta de imagen y sonido proporciona una experiencia inmersiva única al usuario, es lo más cercano a "tener un cine en casa" con el que no sólo ver películas, sino además disfrutar de vídeojuegos.

¿Cómo se utiliza un HMZ-T3?

El T3 consta de 3 partes fundamentales: un receptor fijo con capacidad para conexión de hasta 3 aparatos por HDMIs, una unidad de conexión inalámbrica-portátil con capacidad de recepción autónoma y el casco (conectado de forma fija a la unidad inalámbrica).

Esquema de utlización wifi de la página de Sony
Ejemplo de conexión inalámbrica al receptor principal extraída de http://www.sony.es/electronics/head-mounted-display/hmz-t3w

  • 1) El receptor principal: Dispone de 3 conexiones HDMI con cables y "una" sin cable (inalámbrica). Su funcionamiento es sencillo, se le puede conectar cualquier reproductor con conexión HDMI a su entrada (reproductor DVD, BLURAY, Disco Duro, decodificador, ordenador, móvil, tableta...). Una vez el reproductor envía la señal 2D o 3D al receptor, éste se encarga de gestionar la señal y enviarla al casco para su visualización.
Esquema de utilización mhl del hmz-t3 de la página de Sony.
Ejemplo de conexión inalábrica a un móvil o tableta extraído de http://www.sony.es/electronics/head-mounted-display/hmz-t3w
  • 2) El receptor inalámbrico: Se trata de otro receptor, en este caso sin cables (con respecto al receptor principal) y con batería de ion-litio con autonomía de hasta 3 horas. Permite la conexión de un aparato con conexión HDMI o móviles y tabletas por conexión MHL. El modo inalámbrico se puede conectar al receptor principal sin cables y recibir de él cualquier imagen de los aparatos que tenga conectados.
Esquema de utilización con cables del hmz-t3 de la página de sony
Ejemplo de conexión a ordenador o portátil extraído de http://www.sony.es/electronics/head-mounted-display/hmz-t3w
  • 3) El casco: el visor personal, se encuentra conectado directamente a la unidad receptora inalámbrica, esto le permite ser totalmente autónomo, portátil e independiente del receptor principal. Cuenta con una ergonomía capaz de adaptarse a cualquier cabeza. Permite la utilización simultáneamente de gafas y cuenta con unos cascos que pueden desacoplarse para recibir el sonido.
La conexión puede ser desde el receptor principal al receptor inalámbrico con o sin cable y así llegará la imagen al casco, o directamente al receptor inalámbrico para poder utilizar el visor personal de manera portátil.

Veamos ahora punto por punto el detalle de cada pieza que compone el conjunto.

El receptor principal, mucho más que imagen... SONIDO (con mayúsculas)

Receptor hmz-t3p
El T3, al igual que sus antecesores aunque con mayores capacidades de ampliación, posee una unidad receptora principal para cuando es utilizado en un lugar fijo, en una casa. La unidad procesadora HMZ-T3P se encarga de recibir la señal de cualquier HDMI y enviarla al visor.

Admite la conexión de hasta 3 aparatos con HDMI, pueden utilizarse reproductores de DVD, BLURAY, ordenadores, consolas, móviles y tabletas de cualquier clase. Basta con conectar por HDMI el reproductor que prefieras y tendrás la imagen en el HMZ-T3 al momento.

El nuevo receptor del T3 cuenta con las licencias oficiales Dolby Digital HD y DTS Master Audio en 7.1 para ambos casos (contando con sus correspondientes emulaciones Dolby Live y DTS NEO). Gracias a su procesador de 24bits es capaz de responder a los oídos más sibaritas ofreciendo respuestas de hasta 192Khz en sonido multi-canal por conexión directa y 96 por vía inalámbrica.

Basta con reflejar aquí textualmente lo que aparece en el manual de instrucciones del T3 al respecto del sonido:

extractor del manual de instrucciones sobre sonido del hmz-t3
Extracto del manual de instrucciones del HMZ-T3
En honor a la verdad, el posicionamiento sonoro es increíble incluso para unos cascos como los que trae de serie el T3. Si juegas a Call of Duty o a cualquier shooter, te sorprenderás más de una vez girandp la cabeza al escuchar el zumbido de las balas que dan con la pared de tu espalda o los pasos de un enemigo que se acerca... 

Posee varias combinaciones de sonido, "Estándar", "Película" y "Juego". Si bien el modo película resulta bastante completo (en cuanto a nitidez y profundidad de bajos), es el modo juego el que posiciona cada evento sonoro que rodea la escena.

auriculares hmz-t3
Los cascos que proporciona el T3 son los SONY MDR-XB90. Son de tipo intraauditivo (sin diadema, que van directamente al interior del oído) tienen un nivel de respuesta de entre 4 y 26.000 Khz lo que le confiere una capacidad total para reflejar subgraves profundos y agudos de gran nitidez. Los que acompañan al HMZ-T3 lleva 5 minicables que se concentran en uno, portando cada uno el sonido de los 7.1 canales que soportan.

Desde luego, si hay un salto poderoso entre el T1 y T2 frente al T3 es precisamente en el sonido. Estamos ante el punto fuerte de este aparato, conectado a unos buenos auriculares o incluso a los de serie, hará las delicias de los más exigentes.

El casco y el receptor inalámbrico

foto hmz-t3
El diseño del HMZ-T3 es ciertamente espectacular, sus terminaciones son elegantes y dinámicas transmitiendo esa sensación de aparato moderno y "especial" en el que se ha puesto mimo en cada detalle.

Tanto las unidades receptoras como el casco tienen una presentación uniforme que le otorga cierto grado de elegancia que encaja con cualquier lugar de la casa donde desee utilizarse.

Al tacto, es algo más ligero que el T2 y bastante más ligero que el T1. Esta vez parece que han empleado un material plástico de baja densidad, ofreciendo así un menor peso, no obstante el uso de las lentes frontales se lleva gran parte de los gramos que la unidad para cabeza pesa.

El conjunto impresiona y claramente supone un adelanto con respecto a sus predecesores pero ensombrece en cierta medida el cableado escogido para la conexión entre la unidad receptora inalámbrica y el casco en sí.

Continua echándose en falta un soporte para la parte superior de la cabeza que una el soporte para frente con el utilizado para la base del cráneo.

No convence la utilización de la diadema trasera que ya ha sido empleada en el T1 y el T2 dado que no alivia la presión en la frente todo lo deseable. Permaneceremos atentos al futuro T4 y si finalmente se rompe esta línea de diseño continuista.

Puesta en marcha y utilización, experiencia de uso


La preparación, la puesta en marcha:

caja y contenido hmz-t3
La puesta en macha del T3 no totalmente inmediata, su adaptación a la cabeza del usuario requiere probar hasta encontrar el punto exacto de comodidad y calidad visual. Si al ponértelo no ajustas bien las cintas de sujeción y el apoyo para frente, no podrás visualizar correctamente la imagen.
Una vez colocado, dispones de tensores de lente independientes para cada ojo de manera que se pueda colocar la lente frente a cada pupila. Como la separación inter-pupilar y la forma de la cabeza de cada persona es diferente, encontrar los ajustes que te correspondan puede ser tedioso inicialmente. Después, una vez ha quedado ajustado adecuadamente,  el resto de ocasiones en que te lo pones es mucho más sencillo que la primera vez.
Fijado ya en la cabeza, el siguiente paso es conectarlo con el botón de encendido que va situado en el casco. Se realizan tres pasos de calibración que ayudan al usuario a comprobar que la colocación del mismo es correcta y que visualiza adecuadamente la imagen en pantalla. Se comprueba tanto la imagen 2D como la convergencia y alineamiento en 3D. Estos pasos se realizan cada vez que el aparato se conecta, sucede como con la primera colocación: la primera vez es tedioso pero el resto de veces es rápido e intuitivo.

La utilización, la ergonomía:


características hmz-t3 de la página de Sony
Imagen de característica extraída de http://www.sony.es/electronics/head-mounted-display/hmz-t3w
No se han resuelto las molestias asociadas al peso. Estos aparatos pasadas las horas de utilización comienzan a molestar en la frente (si se colocan incorrectamente pueden incluso doler), su peso, aunque se haya rebajado a los 310 gramos continúa siendo excesivo.
El uso del receptor inalámbrico fuera del casco, aunque evita el peso excesivo en el casco, resulta "engorroso" por encontrarse unido a éste mediante un cable. Esto hace que cuando visiones la película o juegues a tu vídeojuego favorito debas mantener en una zona donde no te moleste al citado cable.
Comparativamente, el T3 es muy superior ergonómicamente al T1 pero no tanto con respecto al T2. La cantidad de horas que puedes tener puesto el T3 es mucho mayor que la del T1 y algo mayor que la del T2. Se ha mejorado sensiblemente su colocación y la sensación de comodidad una vez está perfectamente colocado. 
No deja de "chocar" que Sony insista en un diseño tan pesado para el casco sin un soporte para la parte superior de la cabeza: tal como está diseñado, todo el peso recae en la base del cráneo y en la frente. 
Continúa siendo todo un desafío en los HMZ la ergonomía, factor que se irá corrigiendo seguro en próximas iteraciones. Cabe mencionar que desde luego el esfuerzo puesto en una mejor personalización y colocación del casco para adaptarse a "cuaqluier" cabeza es encomiable y ha mejorado incluso con respecto al T2, sin embargo gran parte de los problemas provienen más del diseño del aparato que de su propia capacidad para adaptación a cualquier persona.

En funcionamiento

Es justo en ese momento donde "desaparecen" todos los problemas... ciertamente se percibe la imagen como si proviniera de una enorme pantalla frontal, especialmente cuando se han instalado los oclusores de luz laterales y superiores.

Ejemplo utilización hmz-t3 de la página de Sony.
Imagen del ángulo de visión y tamaño de pantalla extraída de http://www.sony.es/electronics/head-mounted-display/hmz-t3w

De cine

Realmente se consigue un "efecto cine" espectacular, el ángulo de visión de 45º te sitúa en la escena con toda la magia de visionar una película en la fila 7 de un cine con una pantalla de 22 metros. Si bien los ojos abarcan casi la escena, necesitarás moverlos ligeramente (como cuando estás ante una pantalla de cine) para abarcar toda la panorámica. Este efecto es particularmente sorprendente en las escenas donde se produce un careo entre dos actores que se colocan a cada lado de la pantalla, te hace sentir realmente en una sala de cine.

El sonido acompaña en todo momento a la imagen, su capacidad para ofrecer 7.1 canales de audio en DTS MASTER AUDIO o DOLBY HD lo convierten en un auténtico "túnel de inmersión" con cualquier película. Adolecen los cascos de la suficiente "garra" en cuestión de bajos que un Home Cinema puede ofrecer, no obstante sorprenden en este punto gracias a su respuesta de 4Khz para subgraves. En cualquier caso, si activas tu Home Cinema o utilizas auriculares de más alta calidad, el resultado es absolutamente sorprendente.

La imagen que se ofrece no tienen parangón con los LED o LCDs actuales. El OLED proporciona no ya un contraste sorprendente sino una precisión en el color que impacta desde el momento en que comienzas a utilizarlo. Los HMZ de Sony son una demostración del salto de gigante que supondrá la estandarización del OLED frente al LED.

Los amantes del séptimo arte sabrán valorar y percibir cada matiz que el director quería transmitir a cada escena. El color en contraste con los "negros perfectos" hacen que las imágenes y la fotografía de la película se conviertan en verdaderas obras de arte. Sin lugar a dudas estamos ante un aparato capaz de proporcionar la misma calidad de vídeo que televisores o proyectores de alta gama.

La pantalla curva

El HMZ-T3 es capaz de utilizar opcionalmente dos modos de curvatura para la imagen. Puedes mantener una imagen perfectamente plana o curvarla para que se adapte a las películas cinemascope clásicas o las más modernas (esitlo IMAX). La inmersión al utilizar pantalla curva se incrementa ligeramente pero es más llamativa cuando se visualizan películas porque incrementa especialmente la sensación de "sala de cine".  Su emulación de una pantalla de 22 metros de diagonal con el ángulo de visión de 45º se ve "plenamente realizada" cuando ves una película en pantalla curva en cualquier de las dos modalidades que ofrece el aparato...

Los juegos: inmersión total

Recomiendo visualizar el vídeo para hacerse una idea de cómo se maneja y conecta el aparato.

Cuando juegas en un televisor ves todo lo que hay a tu alrededor. Con un HMZ, todo lo de alrededor "desaparece" y sólo queda delante de ti una pantalla de 22 metros... esto hace que cualquier juego que utilices cobre vida ante tus ojos de na manera sorprendente. 

Por ejemplo, en una televisión puedes ver a tu personaje saltar de un sitio a otro (en Assassins Creed por ejemplo). Con el HMZ las primeras veces que empiezas a saltar con el protagonista notas en la tripa "el vacío" al moverte. En juegos de acción en primera persona como Call Of Duty te sorprendes a ti mismo cubriéndote desesperado sin "atreverte a salir" de tu parapeto por el enorme realismo que ante tus ojos se despliega al visualizar la imagen en 750"... En juegos de coches como Gran Turismo, rara es la vez que no tartas de girar la cabeza para ver todo el salpicadero, es decir... es toda una experiencia para los sentidos.

De nuevo el sonido acompaña cada acción que realizas, en el modo juego, tal como expliqué anteriormente el posicionamiento es excelente. Volviendo a Call of Duty, estando parapetado detrás de una protección con una pared a tus espaldas es increíble escuchar cómo las balas del enemigo se estrellan "detrás de ti" con total nitidez... es ciertamente increíble el excepcional mimo que se le ha puesto a la experiencia sonora.

La utilización de tecnología OLED ofrece un valor añadido a la fluidez de imagen. La latencia de los movimientos que se procesan en la consola y después se obervan en las pantallas del HMZ es de 0,1ms... es decir, es tan rápida que primero produce una sensación de fluidez absoluto y segundo presenta una nitidez sin rastros en las escenas más movidas.

Cuando te quitas el aparato y vuelves a jugar con la "clásica"  televisión LED, es cuando te das cuenta del enorme cambio inmersivo que supone la utilización del HMZ.

No todo es perfecto

Se trata de aparatos con los que Sony está innovando en cada creación. Cada iteración de un HMZ se empleando lo último en tecnología óptica de la casa nipona, con la mejor calidad BRAVIA de imagen  y el sonido más puntero que pueda existir en el mercado.

Sin embargo, no todo es perfecto. Estos aparatos siguen teniendo grandes problemas para ser cómodos. Su peso es elevado para una utilización prolongada. Si bien puedes utilizar el T3 durante unas horas sin problemas, la gravedad hace acto de presencia resultando molesta la utilización pasado una elevada cantidad de tiempo.

La óptica con respecto a los HMZ-T2 ha mejorado considerablemente, esto hace que la parrilla de píxeles pueda ser perceptible para los ojos más avispados. Si bien su presencia es anecdótica, puede resultar una pesadilla para el espectador más meticuloso.

El "efecto túnel" o "anteojo" es otra situación que puede resultar molesta para algunos usuarios. Mirar a través de dos "ventanas" a una pantalla "al fondo" puede restarle encanto para muchos usuarios.

La realidad es que el efecto túnel y la parrilla de píxeles son dos efectos que no todos los usuarios perciben igual y que para muchos es algo absolutamente inexistente. No obstante, lo que para algunos puede pasar inadvertido muchas veces es sumamente molesto para otros.

El precio es desmesurado. Si bien es la primera vez que se utiliza una verdadera tecnología HDMI inalámbrica, con pantallas OLED y un sonido espectacular, no se justifican los 1.300€ de precio que cuesta el dispositivo con respecto a su antecesor el T2: no se ha apostado por saltar de los 1440p (720p por ojo) para pasar a los 2160p (1080p por ojo). Tampoco se ha mejorado la ergonomía suficientemente como para justificar el salto en el precio.

En definitiva

Es un producto caprichoso, destinado a un público capaz de pagar el peaje que supone su precio a cambio de una experiencia audiovisual de máxima calidad con un grado de inmersión por encima de la media. Al tratarse de un producto especial, mi recomendación es probarlo primero en una Sony Store y valorar su adquisición. 




Escrito por Miguel García Sánchez - Colomer

Dispuesto a ayudarte con tu Blog en todo lo posible, Diarios de la nube es mi medio para llegar hasta ti. El conocimiento es universal, es del mundo, es de todos, esta es mi parte y la comparto contigo.

15comentarios:

  1. Brutal el chisme Miguel, tu tienes uno en tu casa? Que pasada de aparato, se me antoja uno. Saludos y pedazo de review

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es toda una máquina, lástima que hay aspectos que podrían haberse perfeccionado pero desde luego es toda una experiencia. Un abrazo Vero!!!

      Eliminar
  2. Ojala algun dia puedad comprarme uno, es lo que mas deseo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un aparato excelente pero su precio es elevado. En segunda mano tiene también su mercado y suelen entregarse estupendamente.

      Un saludo!

      Eliminar
  3. Cuál es la diferencia entre el modelo T3 y el T3W?. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan,
      las W son wireless, es decir son totalmente independientes y se pueden llevar donde quieras porque la transmisión y recepción de vídeo es inalámbrica. Pueden conectarse independientemente de la unidad central, a distancia y sin cables.

      Las no W tienen cables para conectarse a la unidad central y no son portátiles, sólo funcionan conectadas a la unidad central.

      Cualquier duda sobre ellas, pregunta lo que necesites, son caras y hay que asegurarse bien.

      Un saludo!!!

      Eliminar
  4. mis lentes nos e ven como los conecto pues ya lo hice pero no se ven me pueden mandar imagenes de como conectarlos por fa !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, a qué te refieres con que no se ven... Lo primero es conectar el receptor cuadrado del HMZT-3 a una fuente de imagen (por HDMI a una consola o a una tele y después del receptor a la televisión otro). Después cambia al canal HDMI al que conectaste la consola o la tele para ver que todo funciona con normalidad.

      Una vez hecho eso, conectas el casco al receptor y buscas el canal por donde emite cada aparato que hayas conectado al receptor (el propio receptor tiene un botón para cambiar de canal y el casco también), le das y vas buscando hasta que sale la imagen.

      Es muy importante que sigas las instrucciones paso a paso iniciales para configurarlo bien o no podrás ver imágenes en él.

      Un saludo. Cualquier duda aquí estoy.

      Eliminar
  5. mi correo es dgtsmiguel2000@yahoo.com.mx

    ResponderEliminar
  6. Qué es el HMZ-T3 es este modelo el d vd es 3d

    ResponderEliminar
  7. Hola 😊 me gustaría saber : cómo puedo conectar mis gafas Hmz t3 a mi iPhone ? Mi correo es jaimecastri83@gmail.com les agradecería si me pueden ayudar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hola 😊 me gustaría saber : cómo puedo conectar mis gafas Hmz t3 a mi iPhone ? Mi correo es jaimecastri83@gmail.com les agradecería si me pueden ayudar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, sólo es posible conectar las hmz por hdmi. Con el IPhone me temo que no es posible, salvo que haya un conversor a hdmi desde iphone.

      Un saludo!!

      Eliminar
  9. Muchas gracias Miguel, muy amable y gracias por responder ������

    ResponderEliminar

 

© 2015 Por: Miguel García Sánchez - Colomer en Diarios de la nube Todos los derechos reservados.